Síguenos:
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • YouTube

© 2019 Corp. Conla9 - Derechos reservados.

Número de visitas:

Reliza:

  :

Noticias

El Lavadero de la Calle 40

21/10/2015

Nuevas puertas a la formalidad y a la calidad de vida en el barrio Pablo Escobar

 

El lavadero de la calle 40 del barrio Pablo Escobar en la Comuna 9, se une a la iniciativa que lidera la Alcaldía de Medellín, el Concejo y EPM, los cuales integran una Mesa Interinstitucional para la atención de esta actividad, con el fin de mejorar las condiciones económicas, sociales y de empleo de quienes ejercen el lavado informal de vehículos y sus familias.


Esto se logró con la conformación de unidades productivas asociativas formalizadas (UPAS), y la implementación de proyectos productivos sostenibles que les permitan dejar la condición informal de dicho oficio. El programa apunta, además, al uso eficiente y racional del agua potable no contabilizada y a la recuperación del espacio público de la ciudad.

 

“Con la adecuación del lavadero la comunidad ve con buenos ojos esta clase de incitativas, para mi es muy bueno porque llevo un año trabajando acá y se siente el cambio de un lavadero deteriorado y en condiciones muy complicadas a algo más organizado y que es apoyado por la Alcaldía y la gente”. Aclara Juliana Burvano Restrepo. Lavadora de carros del sector de la calle 40, desde hace más de un año.

 

El contexto

Según cifras de EPM, en la actualidad existen 210 lavaderos que no tienen las condiciones físicas y técnicas requeridas para operar. Esta empresa adjudicó en 2013 un contrato por 500 millones de pesos para realizar la gestión social de dichos lavaderos informales con el objetivos de hacer de éstos, proyectos sostenibles y formalizados. En diciembre de 2014 se intervinieron 25 lavaderos en la ciudad, entre estos el de la calle 40, los cuales hicieron parte de la segunda fase del programa. Actualmente son 50 lavaderos, aproximadamente, los que se unen al programa “Formalización de lavaderos informales de vehículos automotores”.

 

Pero en últimas ¿cuáles son los objetivos de dicha Mesa Interinstitucional? y ¿qué busca el programa? Lo que se pretende con este proceso es formalizar la actividad de los lavadores de vehículos de la ciudad de Medellín y esta conformado por tres objetivos básicos: 

  1. Recuperar para los ciudadanos los espacios públicos, que hoy están siendo ocupados para el ejercicio de esta actividad de manera arbitraria.

  2. Promover el uso legal y eficiente del agua potable.  Actualmente un lavadero informal puede llegar a consumir en promedio mensualmente 300 metros cúbicos de agua potable.

  3. Dignificar la actividad laboral para que cientos de personas vulnerables que obtienen un ingreso precario a partir de esta actividad, puedan asegurar su supervivencia y la de sus familias.  Este propósito se está trabajando a través de la creación de Unidades Productivas Asociativas (UPAS).

  4. El Lavadero de la 40 como generador de empleo, resuena con el cuidado del medio ambiente y de la calidad de vida.

El Lavadero de Automotores de La 40 da empleo para más de 20 personas, que por lo general cuentan con una baja escolaridad, que vivían en condiciones de marginalidad y exclusión, y no contaban con un ingreso estable, seguridad social o servicios de salud. Hoy se construye con ellos la posibilidad de acceder a un trabajo digno, legal y permanente; y acceso a todas las oportunidades sociales y financieras que ofrecen tanto el Municipio de Medellín como EPM.

 

Desde su experiencia se legitima este proceso como voceros y multiplicadores del programa.

“Ahora tenemos muchas comodidades para ejercer nuestro oficio con dignidad, a nosotros nos tocó asistir a 17 talleres que la Alcaldía nos dio, acerca del cuidado del agua y del medio ambiente, de cómo tener una correcta relación con los clientes y otros temas para mejorar las condiciones laborales en el lavadero”. Explica Juan Carlos Loaiza García,  Lavador de carros del sector de la calle 40, hace más de 15 años.

 

La formalización una opción en concreto

Estos lugares existen en la ciudad hace más de dos décadas. Los conductores, para cumplir el requisito de tener limpios sus vehículos, buscan ahorrar recursos, pues en un lavadero formal el costo es más elevado.

 

En estas jornadas de trabajo, en las que participaron representantes de los lavaderos, nacieron las estrategias de intervención. Esta formalización de lavaderos de vehículos, parte del Acuerdo Municipal 85 de 2013. La iniciativa favorece, además, la estabilización económica, social y cultural de los lavadores de carros.

 

Un propósito clave del programa es evitar que los lavaderos informales de buses y carros sean destinados a prácticas ilegales como la extorsión para servir como fuente de recursos económicos a las estructuras criminales y generar impactos negativos que puedan alterar la seguridad y convivencia en los diferentes territorios, la Secretaría de Seguridad acompaña el proceso de formalización de dichos establecimientos, como proyectos productivos, legales y sostenibles.

“Con el programa aprendimos muchas cosas que ni sabíamos, reformamos el lavadero y ahora contamos con una rampa en concreto, una trampa de grasas, la cual favorece el correcto manejo de estos residuos líquidos y nos inculcaron algo que es muy valioso y es el respeto por el medio ambiente, por nuestro entorno y por la gente con la que día a día tratamos.” Expone, Martín Alonso Restrepo. Lavador de carros del sector de la calle 40, hace más de 13 años.

Please reload

últimas noticias

Barrio Caicedo: La ruta de entrada a 9

November 3, 2019

1/10
Please reload

Noticias recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por etiquetas