Síguenos:
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • YouTube

© 2019 Corp. Conla9 - Derechos reservados.

Número de visitas:

Reliza:

  :

Noticias

Ecohuertas y compostaje: en pro de una mejor calidad de vida

 

Cuando pensamos en productos autosostenibles muchas veces nos agobiamos por la idea errónea que sugiere este ejercicio, ya que pensamos que llevarlo a cabo acarrea grandes esfuerzos y los resultados son pocos, pero estamos muy equivocados y el Comité Ambiental del barrio Caunces de Oriente es prueba de ello, como lo manifiesta John Jairo Zuleta Velázquez, vicepresidente de la junta de Acción Comunal de este barrio.


“Es una forma de aprovechar de forma adecuada los residuos sólidos orgánicos y mejorar la calidad alimentaria de las personas con productos libres de químicos y conservantes (…) Estos insumos que los transformamos en compostaje nos han servido para crear ecohuertas en las que sembramos gran cantidad de productos naturales”.


Siembra y recibe muchas recompensas


Pero no solo una huerta casera es la única opción para producir dicha autosostenibilidad, la siembra de árboles frutales, la siembra en materas y cualquier espacio en el que puedan crecer las plantas es una importante tarea que tu organismo te agradecerá, si se hace con constancia y dedicación.

Para sembrar y cosechar solo es necesario la voluntad, los recursos que se necesitan para realizar dicha tarea son mínimos a comparación de la recompensa que esto conlleva.


Nuevas estrategias de participación comunitaria


Una buena estrategia que sugieren los 27 integrantes que conforman este Comité Ambiental, es el aprovechamiento de los antejardines de las casas. Una opción poco explorada y que alberga un gran potencial.


“Si utilizamos estos pequeños terrenos como huertas para producir y compartir productos agrícolas o medicinales, se estaría generando otro tipo de agricultura nunca antes explorada en nuestro territorio y traería muchos beneficios, empezando porque prácticamente nos saldría gratis las hortalizas, frutas o plantas medicinales (…) Ya es cuestión de cultura de intercambio y de ejercicio colaborativo”, aclara Zuleta.


En dichos espacios se pueden cultivar, plantas aromáticas, plantas medicinales, verduras, hortalizas, plantas ornamentales, condimentarías, frutales, arvenses y forrajeras, más que solución a un problema de productividad agrícola, son una estrategia de educación ambiental y de sostenibilidad para promover una cultura alternativa de alimentación autogestionada.


El abono y compostaje


Para el abono se utiliza los residuos orgánicos en forma de compostaje, éste a su vez es una forma importante de reciclaje que se puede hacer en casa y consiste en procesar la materia orgánica procedente de residuos agrícolas y de la jardinería para acelerar su descomposición y ser utilizados como fertilizante; es una manera fácil de reducir la cantidad de basuras en los hogares, reducir la huella de carbono y constituir una forma diferente de alimentación y producción agrícola en medio de la urbe.


“Las huertas son una herramienta práctica y hermosa para utilizar en nuestro diario vivir y una manera mucho más amigable con el medio ambiente de aprovechar los desechos que producimos de una forma más eficiente que mejora nuestra salud, además trae un mensaje de respeto por la naturaleza como fuente de abastecimiento, sin perturbar el orden de las cosas, sin afectar el entorno y aprovechando cada recurso en beneficio de otro”, comenta Zuleta.


De la mano de la administración pública cambiando nuestra forma de alimentación


Para el Programa de Alimentación Escolar (PAE) en Medellín, “esta iniciativa mejora las condiciones de seguridad alimentaria, logra unos ahorros por familia y por mes cercanos a los $ 70.000 pesos, fortalece las relaciones familiares, sociales y propone una práctica  colaborativa que beneficia a muchas personas en diferentes frentes económicos”, comenta Claudia Ramírez, coordinadora del PAE Medellín.


Programas de la Alcaldía de Medellín como Huertas con Vos promueven estas prácticas en muchos sectores de la ciudad y son un ejemplo de que la mentalidad acerca de la manera como obtenemos nuestros alimentos puede cambiar si implementamos estos conocimientos a nuestra vida.


“Yo disfruto mucho de todo el proceso que realizamos en el comité, hemos iniciado con algunos semilleros para los niños y ya contamos con un grupo de 12 niños a quienes les inculcamos el amor por este tipo de actividades (…) Es muy gratificante ver cuando crecen las plantas, las frutas y las verduras que uno mismo siembra y se come con el mayor de los gustos”, concluye Berta Manco Serna, ama de casa y miembro del Comité Ambiental de Caunces de Oriente.
 

Please reload

últimas noticias

Barrio Caicedo: La ruta de entrada a 9

November 3, 2019

1/10
Please reload

Noticias recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por etiquetas