• Jorge Ovidio Arboleda

Romero, el deporte en las venas y el alma


Carlos Mario Romero

Carlos Mario Romero Misas es una de esas personas que a pesar de los embates que la vida conlleva ha sabido aprovechar dichas coyunturas para superarse y, es más, para dar a su comunidad, de manera generosa, su conocimiento, dedicación y experiencia en diversos temas para ayudar a mejorar las condiciones de vida tanto en su barrio como a la ciudad de Medellín, con un enfoque claro, su amor por el deporte.


Habitante de la Comuna 9 desde los 4 años de edad, a los 10 años Carlos Mario sufrió un desafortunado accidente en el transporte público y perdió su pierna derecha, pero eso no fue impedimento para que con más energía comenzara su proceso social unos años más tarde en su adolescencia.


Graduado de bachiller del Colegio Merceditas Gómez Martínez, Romero siempre fue una persona muy activa, especialmente en la parte física, el deporte tomó gran relevancia en su vida, dedicando grandes jornadas de tiempo a este, tanto en la parte teórica como en la práctica.


“Yo termino el colegio y entro a estudiar en la Universidad de Antioquia nutrición y dietética, pero siempre enfocado al deporte; yo desde niño siempre quise ser futbolista y quise pertenecer al Atlético Nacional porque soy hincha de ese equipo, pero a los 14 años empecé a practicar fisicoculturismo y este me acompañó hasta los 36 o 38 años y con el cual terminé compitiendo, pero también a los 23 años me dio por el ciclismo y fue así que alcancé a pertenecer a la Liga de Discapacitados de Antioquia, así que realmente mi ruta con el deporte ha sido muy variada”.


Todos los ángulos y todas las visiones del deporte para compartir, disfrutar y aprender


Entre la universidad, las prácticas deportivas y el trabajo en un gimnasio de Buenos Aires, Carlos Mario dedicó su vida por completo a todo lo relacionado con el deporte, practicó de manera aficionada baloncesto, voleibol, fútbol, microfútbol, natación, entre otros, eso lo llevo a preguntarse por el componente social que tanto pulsaba en su interior.


“Antes de terminar mi carrera un amigo abogado, Edison Ramírez, que quiero mucho, me metió en el cuento de la política, a mí no me gustaba la política para nada, pero me persuadió y terminé participando de la Junta de Acción Comunal de mi barrio, y ahí vi la oportunidad de armar torneos y encuentros deportivos con la ayuda de Juan Carlos Hincapié, casi siempre a final de año”.


Presidente de la Junta de Acción Comunal de Caunces de Oriente, rápidamente Carlos aspira al Concejo de Medellín, en el año de 2007, por la lista de Jóvenes Fajardistas, pasando en tercer lugar y trabajando en la parte administrativa. Más tarde inicia su especialización en formulación de proyectos de la Universidad de Medellín y al mismo tiempo trabajando para la Secretaría de Bienestar Social en el área de Restaurantes Escolares; coordinador operativo del programa Salud en el Hogar, coordinador general del programa Ser Capaz en Casa, coordinador subregional del programa Buen Comienzo de la Gobernación de Antioquia, jefe de la unidad de Alimentos y Bebidas de Metroparques.


Un importante paso por el Inder Medellín


“Llevaba un mes en el cargo de Metroparques cuando sucedió lo de la pandemia, fue muy complejo porque tenía muchas expectativas de hacer muchas cosas, pero la crisis sanitaria cambio todo el panorama (…) Siempre he sido un abanderado y amante del deporte y por eso el Alcalde Daniel Quintero me propone ocupar el cargo de director del Inder y lo ocupé con gusto; para mí el Inder es una de las entidades más importantes de la ciudad y del país, el Inder Medellín es un referente a nivel nacional para muchos programas y proyectos”.


Carlos Romero inicia su labor con el Inder el 15 de abril de 2021 y con él toda una nueva fase de recuperación y reactivación económica. La incertidumbre y la sorpresa de la pandemia pusieron las acciones que se planearon para ese periodo muy complicadas para Romero, pues si bien los presupuestos y los programas se intentaban llevar a cabo en un nuevo panorama virtual y semi-presencial, la nueva modernidad obligaba a revaluar todo el esquema que se venía ejecutando en su nueva administración.


“Me tocó un momento muy importante del Inder y fue pasar de lo virtual a lo presencial teniendo en cuenta todos los protocolos de bioseguridad y aforos que establecía el Ministerio de Salud (…) Fue muy complejo cambiar todas las metodologías, pero creo que hicimos un trabajo acorde con ese momento coyuntural”.


A finales del mes de noviembre Carlos Romero llega al Concejo de la ciudad de Medellín, luego de la renuncia de Álex Flórez, quien dejó su curul para aspirar al Senado de la República. Resaltando en su acto de posesión el enfoque de su trabajo en el desarrollo de programas estratégicos que dinamicen la cultura, el deporte y la inclusión en Medellín.

252 visualizaciones