top of page
  • Héctor Javier Barrera

Pequeños seres que restauran el alma y erradican la depresión


Los animales de compañía tienen un poder curativo y psicológico en las personas, son un apoyo emocional.


“La tenencia de mascotas ayuda a reducir la ansiedad, el estrés de las personas, mejora los estados emocionales y brinda sosiego a sus cuidadores. Inclusive, en algunos hospitales tienen mascotas para ayudar a que las personas se recuperen de cirugías del corazón, de accidentes cerebrovasculares, en general, ayudan a restablecer a pacientes con distintas condiciones y diagnósticos”, contó Fanny Bernal Orozco, psicóloga y docente universitaria en Manizales.


Añadió que las mascotas son usadas como terapia curativa y emocional para los presos, para los adultos mayores y hasta en los hospitales psiquiátricos, con el debido cuidado para que los pacientes no les hagan daño.


Los gatos y los perros, con tan solo tocarlos y jugar con ellos, nos ayudan a reducir las tensiones. “Que una persona tenga que cuidar a una mascota y que se responsabilice de ella, ayuda a que, por ejemplo, deje de rumiar en esos pensamientos perjudiciales que tantas veces tienen los seres humanos; cuando poseen un animal de compañía, enfocan sus pensamientos, su tiempo y su mundo emocional en velar por él y eso les reduce el estrés”, explicó la experta.


Fanny añadió que entre la mascota y las personas se van generando unas relaciones emocionales de dependencia que son, a veces, complejas de entender. “Hay animales de compañia que duermen en la cama de los amos porque se convirtieron en parte fundamental de su vida diaria; eso es una decisión muy personal y hasta controversial”, comentó la psicóloga.


“Hay seres humanos que prefieren el amor de sus mascotas, que tener hijos y otros que les da mucha dificultad relacionarse con otras personas y les va mejor con los animales de compañía, la argumentación de ellos es que la mascota no le hace dar rabia, no le roba, si tuviera un hijo, ¿quién sabe? A lo mejor, lo estarían esperando preocupados todas las noches. Algunos se asombrarán, otros no, pero en este momento estamos viviendo unas condiciones así, también por la misma soledad de las personas”.

Son causantes de felicidad y bienestar


En nuestra sociedad las mascotas son parte integral de las familias humanas. Ellas acompañan, brindan cariño a sus cuidadores, propician lazos de fraternidad y no guardan rencores porque viven el presente.


Cada que un ser humano saca a pasear a un canino, hace que ambos salgan de sus rutinas y se reduce la hipertensión y el riesgo de muertes por enfermedades cardiovasculares, según los expertos.


Juan David Uribe, médico veterinario especialista en medicina interna de pequeñas especies y docente universitario, explicó que las mascotas contribuyen mucho a mejorar la salud mental de las personas porque dan un soporte emocional muy valioso. Establecen vínculos muy fuertes que producen una sensación de bienestar derivada de varios aspectos.


“Nos generan diversión que, a su vez, produce alegría y esta deriva en una liberación de oxitocina, que es la hormona de la felicidad. El solo hecho de tener a un animal cerca que dé compañía, brinda una sensación de seguridad y de protección en los individuos. Los seres humanos somos sociables por naturaleza y necesitamos sentirnos acompañados y ese papel lo desempeñan a cabalidad los caninos y los gatos. Todo eso contribuye a mejorar la salud mental y la calidad de vida de las personas”, concluyó el experto.

151 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page