• Corporación Con La 9

Proyecto Medellín en la Cabeza, acercan a los jóvenes a las memorias del conflicto




  • La comuna 13 y el barrio Loreto son algunos de los escenarios con actividades que invitan a la reflexión y resignificación del territorio.

  • La memoria es uno de los ejes temáticos transversales del proyecto Medellín en la Cabeza.

  • El Museo Casa de la Memoria, la Secretaría de la No-Violencia y organizaciones sociales guían y acompañan las visitas.

En el último mes, previo y durante la conmemoración del Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas, el proyecto Medellín en la Cabeza ha realizado recorridos a zonas de Medellín que guardan historias de conflicto y resistencia, como la comuna 13, para proponer a los jóvenes ejercicios de reflexión y lectura de contexto.


“Buscamos promover discusiones y reflexiones que permitan que los jóvenes reconozcan los efectos, las exclusiones y las violencias que la guerra les ha legado sobre las diferentes dimensiones de ser joven en Medellín. Al mismo tiempo, motivamos e incentivamos su participación, para que, a través de sus cuerpos, sus procesos organizativos y sus voces, promuevan cambios sobre ese legado que la conflictividad les ha dejado”, expresó el secretario de la Juventud, Santiago Bedoya.


En el recorrido llamado La Comuna 13, en el caminar de la palabra: memorias y desmemorias, los participantes conocieron, a partir de la voz de víctimas y líderes sociales, las huellas que dejó la violencia allí y visitaron sitios que hoy son simbólicos para recordar la lucha que mantienen distintas organizaciones sociales, como Mujeres Caminando por la Verdad. Algunos de estos lugares fueron:


Parque Biblioteca San Javier: se reivindicó la memoria del presbítero José Luis Arroyave, clave para comprender los momentos del inicio de la “guerra local”.


Cementerio Parroquial La América: se reconocieron los procesos de reivindicación de las víctimas desde la siembra, el grafiti y las narrativas contra el olvido.


Sede Asociación de Mujeres de las Independencias (AMI): se resaltó la figura de las mujeres que se convirtieron política, simbólica y físicamente en un escudo contra la violencia hacia sus hijos, familiares y vecinos.


Biblioteca Pública Centro Occidental: se destacó como hito político del territorio, al haber servido como refugio de lecturas, memorias y de personas en los duros momentos del conflicto.


La Escombrera: en este lugar se hizo el cierre de la actividad por parte del Museo Casa de la Memoria con un “poelítico” (poema político), que recogió las reflexiones de los participantes sobre todo el recorrido.


“Fue una experiencia enriquecedora, triste, donde se aprende la historia de una comuna en la cual yo viví durante muchos años y hasta este momento es que uno llega y se da cuenta de las vivencias y cosas que las familias tuvieron que vivir,” comentó Yulieth Álvarez, joven participante del recorrido en la comuna 13, y agregó: “nos queda seguir construyendo y dando más apoyo a las familias víctimas de este conflicto, donde ellos puedan sentir esa voz de aliento y construir un territorio mucho más sano, con mejor convivencia, con más amor”.


Otra de las zonas de la ciudad que se visitó para continuar con un enfoque de memoria fue el barrio Loreto, perteneciente a la comuna 9 – Buenos Aires. El objetivo de este recorrido fue identificar las acciones populares, juveniles y comunitarias en la construcción territorial del lugar, enmarcado en la conmemoración del Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas.


El recorrido nombrado Loreto y sus narrativas juveniles de vida y barrio lo acompañó la Pastoral Juvenil Shemáles, mostrandole a las juventudes la dualidad entre la ocupación, arraigo y consolidación de la población de Loreto, de la institución de este como barrio y el surgimiento de acciones colectivas de trabajo comunitario y juvenil que reivindican este lugar.


Algunos de los lugares visitados fueron el conjunto residencial Antares, la cancha Marquetalia y la parroquia Nuestra Señora de Loreto, donde se habló sobre memoria e historias de los procesos constitutivos del barrio. También hicieron parte del recorrido la sede de Hogares Bambi, la cancha La Esmeralda, la Institución Educativa Loreto y el parque de La Milagrosa.


La actividad finalizó en el Museo Casa de la Memoria, donde los jóvenes asistieron a la exposición “Loreto, más plural más posible” y a la obra de teatro “El Ensayo” del grupo La Congregación Teatro.


El acompañamiento de la Secretaría de la No-Violencia, tanto en la planeación como en la implementación de las actividades y recorridos de memoria, garantiza el correcto abordaje de las temáticas descritas y su posible incidencia o impacto en la comunidad.


Para el proyecto Medellín en la Cabeza, la apropiación del espacio público es una de las vías para lograr escenarios educadores, alimentados por la conciencia crítica y la resignificación de cada lugar de acuerdo a las experiencias, eventos ocurridos y posibilidades de acción de las juventudes allí.

257 visualizaciones