• Héctor Javier Barrera

Detectar a tiempo el cáncer de mama es vital para salvar vidas


“La expectativa de vida de una persona son 80 años en promedio, pero si encontramos el cáncer de seno muy tarde, sus posibilidades de vivir más tiempo se recortan demasiado”.

Diagnosticar el cáncer de seno a tiempo les permite a los especialistas poder reaccionar adecuadamente para aplicarle un tratamiento curativo a la paciente. “Para el sistema de salud es algo fantástico porque nos asegura mantener su calidad de vida'', afirmó Franco Libardo Ruales Fierro, médico radiólogo intervencionista de la Fundación Alejandro Londoño en Armenia.


De ahí la importancia que tiene para la mujer palparse con regularidad esa parte de su cuerpo, de hacerse el autoexamen y si detecta algún tumor o protuberancia, “esa paciente debe consultar de forma prioritaria donde el médico general, familiar o con el ginecólogo y ellos la remitirán al lugar idóneo para diagnosticarla. De acuerdo a la edad de la afectada y a sus hallazgos, le hacemos estudios: una ecografía de alta resolución o una mamografía y eso nos permite determinar si lo que se encontró en el autoexamen es real, porque existen un porcentaje de ellas que palpan algo, pero resulta que ecográficamente no es anormal. Hasta ahí termina su ruta y se devuelve donde el médico para continuar con sus controles de rutina”, explicó el experto.


Añadió que en el caso de que en los estudios le encuentren alguna lesión, “por las características que observamos en las imágenes tenemos que determinar si esa lesión tiene alguna probabilidad de ser maligna o benigna. Si es el primer caso, la ingresamos en una ruta en la que priorizamos todos nuestros esfuerzos: la llevamos a biopsia, a las muestras de patología, se envían los resultados de manera prioritaria a ginecología, se programan las citas de inmediato y si encontramos un cáncer, la idea es operarlo lo más temprano posible”.


Lo grave se da cuando ese cáncer de seno no se detecta a tiempo y la mujer llega en un estado tan avanzado a los estudios diagnósticos, que a los especialistas les queda poco por hacer. “Hay tumores muy grandes que invaden la axila o que hacen metástasis en el hueso, que comprometen los pulmones o el hígado. De acuerdo al estado en el que encontremos a la paciente, eso define el pronóstico y su calidad de vida”, explicó Ruales Fierro.


A cuidarse para no padecerlo

El especialista explicó que cuando el deterioro es avanzado se hace un trabajo interdisciplinario entre áreas de la salud como la oncología, la citología, la mastología y la radioterapia para disminuir el tamaño del tumor y evaluar la respuesta y con la ayuda de Dios esperar lo mejor siempre, a pesar de que el escenario sea mucho más complejo.


Ruales Fierro aseguró que no existe una causa clara del cáncer de seno ni la medicina ha avanzado como para dar guías o estrategias que permitan prevenir su aparición. “Es cierto que hay pacientes que tienen antecedentes de cáncer de seno, pero también nos encontramos con otras jóvenes, que nadie de su familia ha tenido ese problema de salud y sin embargo ellas lo padecen”, reveló el especialista.


Como conclusión final Ruales Fierro dijo que “nosotros podemos ayudar y salvar unas vidas, pero no siempre es posible hacerlo con todas, a pesar de los esfuerzos y los recursos que se puedan invertir, hay ciertas situaciones en las que quien padece esto, no va a tener un resultado positivo, cuando está en la fase terminal y no podemos hacer nada más que manejarles el dolor y velar por ellas, se les hacen los cuidados paliativos para que el tiempo que Dios disponga que va a estar con nosotros, pues que esté tranquila, animada y confortable”.


Recuerda entonces que está en tí como mujer, cuidarte y practicarte el autoexamen de seno para que puedas detectarlo a tiempo y cambiar el final de esta triste historia.


Te invitamos a ver este video dónde podrás aprender los pasos para realizarte el autoexamen de seno: https://www.youtube.com/watch?v=LxABbHkjDvk


254 vistas