top of page
  • Periódico Vive La 9

Cerro La Asomadera: Un tesoro natural y recreativo en Medellín

Fauna silvestre, piscina, miradores y más, muy cerca de ti.


En nuestra comuna, actualmente existen muchas formas de recreación y lugares para el sano aprovechamiento del tiempo libre, pero ninguno como el Cerro La Asomadera. Ubicado entre las Comunas 9 y 10 de Medellín, se erige majestuosamente como un pulmón verde que invita a sumergirse en la naturaleza. Con una altitud aproximada de 1610 metros sobre el nivel del mar, este lugar ofrece impresionantes vistas panorámicas de Medellín y sus alrededores.


La Asomadera se ha convertido en un refugio para aquellos que buscan escapar del bullicio urbano y disfrutar de momentos de paz y tranquilidad. Sus amplios senderos permiten a los visitantes explorar sus hermosos paisajes mientras se sumergen en una experiencia única de senderismo.


La importancia de preservar y cuidar este tesoro natural no pasa desapercibida para las autoridades y los habitantes de Medellín. Es por ello que se han implementado medidas de conservación y protección del ecosistema del Cerro La Asomadera, con el objetivo de garantizar su preservación y mantenerlo como un destino turístico sostenible a largo plazo.


El cerro hace parte de los 7 cerros titulares de la ciudad de Medellín y fue declarado Área Protegida por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá a través de la Resolución 0857 del 29 de junio de 2011. Una Área Protegida es “un espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y gestionado, a través de medios legales u otros medios efectivos, con la finalidad de lograr la conservación a largo plazo de la naturaleza y sus servicios ecosistémicos y valores culturales asociados”, según definición de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.


Y es que en sus 26,63 hectáreas de espacio, La Asomadera es hábitat de diferentes especies de fauna, entre ellas, más de 400 especies nativas colombianas, la mayoría en vía de extinción; funciona como una barrera ecológica contra la expansión urbana; es un lugar usado para la investigación y educación ambiental, pero además es un espacio público donde se pueden desarrollar actividades de recreación pasiva y apreciación social del paisaje.


Además de la exuberante vegetación y la flora endémica que alberga, el Cerro La Asomadera también ofrece una amplia gama de servicios y actividades recreativas para todos los gustos: Cuenta con un vivero pedagógico, mariposario y meliponario (Un meliponario o colmenar, es un espacio donde se resguardan abejas sin aguijón, conocidas como meliponinos, para manejarlas con fines productivos, aprender sobre ellas y admirarlas). También pueden realizarse avistamiento de aves, puesto que actualmente se pueden apreciar 42 especies.


En cuanto a prácticas deportivas y actividades de recreación, el cerro tiene varios servicios para la comunidad: más de cuatro kilómetros de caminos naturales para que la gente los disfrute; una zona de camping y servicio de baños. Sin embargo, una de sus mayores atracciones es la piscina del Inder que funciona allí. La piscina presta servicio de martes a viernes de 8:00 a. m a 5:00 p.m., los sábados de 8:00 a. m a 3:00 p.m. y los domingos de 8:00 a. m a 4:00 p.m. El acceso a la piscina es gratuito. Para hacer uso de ella se debe cumplir los reglamentos, acudir con traje de baño y gorro y presentar el documento de identidad para el ingreso.


Llegar a La Asomadera es muy fácil: por el del Norte a través del Barrio Las Palmas, por el Sur en Barrio El Salvador y en la parte Occidental a través del Barrio San Diego. Ya sea para disfrutar de sus senderos, deleitarse con sus vistas panorámicas, participar en actividades recreativas o simplemente relajarse en su entorno natural, este lugar tiene mucho que ofrecer a los visitantes que buscan una experiencia única en medio de la belleza de la naturaleza.


414 visualizaciones

Comentarios


bottom of page