top of page
  • Jorge Ovidio Arboleda

Basura a las afueras de la clínica, una problemática que tiene que parar


Malos olores, vectores (ratas, zancudos, moscas, cucarachas), plásticos regados, residuos orgánicos en descomposición, entre otros desagradables materiales esparcidos a lo largo de un muro de piedra que resulta ser, justamente, el de la Clínica del Sagrado Corazón en pleno viaducto del Tranvía a la altura de la carrera 36 en la Comuna 9 – Buenos Aires. Las basuras afuera de la clínica son un dolor de cabeza de todos los días.


Y es que salta a la vista que día a día las personas acumulan residuos sólidos como si se tratara de bultos de mercado a plena luz del día y en cantidades industriales. Incluso hay personas en situación de calle que contribuyen con el esparcimiento de la inmundicia, llegando al límite de obstaculizar el espacio público, por donde transitan miles de personas a diario.


Sube y baja el Tranvía y el panorama para los usuarios es de acumulación e inmundicia


Frente a esto la comunidad aledaña está cansada de los malos olores y el desagradable panorama, en una ciudad y una administración municipal que se jacta por el buen manejo de las basuras pero que en este caso parece ser la excepción más desafortunada y perdurable.


Ya van años de esta problemática y no parece haber un doliente que se encargue de esta situación. Lo cierto es que todos los días la acumulación de basura crece en este punto específico y para turistas, habitantes y visitantes del viaducto comercial del Tranvía en este punto deja mucho que desear.


“Es increíble la cantidad de basuras que se ven a diario en este punto y más sabiendo que es a la salida y pegadas al muro de una entidad de salud como la Clínica del Sagrado Corazón que, por razones obvias, debería estar lejos de estos residuos tan contaminantes. De verdad que es nefasto el panorama”, manifiesta Franklin Emilio Egüis Álvarez, vocero de la Mesa Por la No Violencia de la Comuna 9.


Un llamado a resolver esta problemática


Este es un llamado a la administración pública y a la empresa de recolección de basuras, para ver si es posible, por medio de la acción ciudadana, instalar contenedores de basuras, en una parte más adecuada que no sea las inmediaciones de la Clínica Sagrado Corazón ni de la Parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón, por obvias razones.


“Es inconcebible que tanto la administración pública como las personas del común no se preocupen por esta acumulación de basuras tan abismal que se da a las afueras de la clínica. Nosotros como entidad de salud cumplimos con todos los protocolos de bioseguridad y asepsia, pero esta afectación da muy mala imagen al sector y a las edificaciones que están alrededor”, expresa Ana Isabel Escobar Trujillo, instrumentadora quirúrgica de la Clínica del Sagrado Corazón.


Si no nos apropiamos de esta problemática ahora, se irá esparciendo por toda la Comuna 9 como un ejemplo de desdén, inconsciencia y falta de apropiación de los espacios públicos que cumplen una importante labor en beneficio de la calidad de vida de las personas, no solo en Buenos Aires, sino también en la ciudad.

395 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Yorumlar


bottom of page