Síguenos:
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • YouTube

© 2019 Corp. Conla9 - Derechos reservados.

Número de visitas:

Reliza:

  :

Noticias

ANTES DE LOS BARRIOS TODO ERAN MANGAS, ANTES DE LAS MANGAS SOLO SE PENSABA EN SAL

11/11/2017

Una comparación temporal de los barrios Brisas de Oriente y 8 de Marzo, a través de la óptica de tres habitantes

 

La historia del barrio Brisas de Oriente está ligada de manera íntima con su vecino el barrio 8 de Marzo, fueron sectores que en un comienzo se establecieron de manera informal a principios de los años ochenta y que después se fueron estableciendo, hasta llegar a tener toda la infraestructura de cualquier barrio periférico en la ciudad, incluyendo junta de acción comunal y sede social, aunque carece, desde sus comienzos, de escenarios deportivos.

 

Un barrio y un sector de gente amable y en el cual se respira un aire optimista de progreso y convivencia. Misael de Jesús Flores lleva viviendo en el lugar conocido por muchos cómo Rancho de Lata, ubicado a orilla de carretera, vía principal que conduce a Santa Elena, hace más de 59 años, es más, antes de que el barrio existiera y tuviera el nombre, que algunos habitantes aducen por las fuertes corrientes de aire que se generan entre sus estrechas calles.

 

“Por acá lo primero fue la vía a Santa Elena, hace 85 años más o menos, era la ruta comercial hacia el oriente. Eran tres casas apenas, a orilla de carretera y todos éramos familiares. Lo que se conoce como Brisas y el 8 de Marzo llegaron mucho después a principios de los años ochenta, pero esa zona era pura manga lo mismo que el área encima de la vía principal, que era utilizada por los comerciantes que venían del oriente antioqueño apara embarcar el ganado y llevarlo hacia la feria en la ciudad”, afirma Flores.

 

Nacen los barrios Brisas de Oriente y 8 de Marzo


Según Flores, fallecido el señor Cheno Arroyave, que era el dueño de todo el terreno que comprende Brisas de Oriente, Barrios de Jesús y el 8 de Marzo, la firma Logibienes Acevedo fue la encargada de lotear toda la ladera de la montaña. Lotes de 60 a 200 metros eran vendidos entre 50 a 100 mil pesos, así comenzó el proceso de urbanización.

 

Desde tiempos inmemoriales se conoce que la zona posee yacimientos de sal, fueron explotados desde la época de pobladores indígenas hasta la modernidad, de ahí el nombre de la quebrada principal que atraviesa toda la zona conocida como La Salada, ya que sus aguas poseen una alta concentración de sal.

 

El transporte público hasta el sector se hacía por medio de buses escaleras o más conocidos como chivas, valía 25 centavos y se daba por medio del buses intermunicipales que se dirigían hacia el oriente antioqueño.

 

Otras visiones y acerca de la transformación en los barrios


De esos años de conformación de los barrios, pasando por épocas duras como la violencia de finales de los ochenta y la década de los noventa, han sido muchos los cambios en Brisas de Oriente y el 8 de Marzo, los habitantes perciben con optimismo cómo se ha transformado el sector, dejando atrás muchos obstáculos tanto en la parte social como de infraestructura de viviendas, vías y zonas comunes.

Aide Cogollo Padilla tiene 22 años, desde hace once años vive en el barrio Brisas de Oriente y opina que en general el barrio atraviesa por una  buena  época  a diferencia de décadas anteriores. “A mí me parece que es un buen barrio, aunque no dejan de pasar cosas de inseguridad, como en muchas partes de Medellín, pero siento que la gente vive más tranquila que en otras épocas donde la violencia era pan de cada día y existían muchas barreras invisibles (…) Hay vecinos muy solidarios, colaboradores y sociables, como otros que no u otros que son muy indolentes con lo de las rumbas, pero en general es una buena comunidad, con muchas necesidades todavía en cuestión de servicios y mejoras en la calidad de vida pero ahí vamos”.

 

La participación como componente de visibilización


En Brisas de Oriente existen muchos jóvenes que les atrae la participación ciudadana, muestra de eso son las actividades, culturales y sociales que realiza la junta de acción comunal, que involucra tanto a niños y niñas como a jóvenes y adultos, la idea con estos encuentros, según su presidente Jairo Alonso Ríos, es que la comunidad se integre y se reconozca.

 

Diana Castañeda Cano, lleva viviendo en Brisas 17 años, es dueña de la tienda: “Yo recuerdo que el ambiente era muy tensionante a finales de los noventa y principios de este siglo tanto por la violencia como por los malentendidos y peleas entre los vecinos por la cuestión de los servicios públicos, ya que eran muy informales y hasta artesanales (…) Hoy día siento que el barrio tiene un aire de sana convivencia y todos nos conocemos y compartimos, ya las calles están pavimentadas en su gran mayoría y disfrutamos de servicios públicos como el resto de la ciudad, llega el internet, la electricidad y hay acueducto y alcantarillado en su gran mayoría”.

 

Please reload

últimas noticias

Barrio Caicedo: La ruta de entrada a 9

November 3, 2019

1/10
Please reload

Noticias recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por etiquetas