• Jorge Ovidio Arboleda

Piensa en la vida de los demás, no nos pongamos en riesgo

Acerca de los puntos críticos de la movilidad en la franja uno y dos de la Comuna 9


Los jóvenes yacen en el piso al lado de su motocicleta mientras organismos de primeros auxilios los atienden debido a sus heridas producto de un accidente de tránsito. No se observa que lleven cascos de protección y tampoco chalecos reflectivos, como lo exige la ley. Esto Ocurrió en las inmediaciones del Centro Comercial La Central, vía a Santa Elena, una zona por donde transitan gran cantidad de vehículos y donde no hay reductores de velocidad como peraltes o policías acostados.


Pero esta situación no es un hecho aislado pues es este tipo de accidentes se presentan con frecuencia en diversos puntos de la Comuna 9 donde la movilidad, por diferentes hechos, plantea todo un desafío y pone al descubierto varias problemáticas que afectan tanto a transeúntes como a conductores de los medios de transporte.


Con el fin de visibilizar algunos de los puntos más críticos en las franjas uno y dos de Buenos Aires, nos dimos en la tarea de recorrer en compañía de Numan Herrera y Jesús María Escobar Mejía, ediles de la Junta Administradora Local (JAL), este sector y ver de primera mano lo que ocurre en estos espacios.


“En mis dos líneas de trabajo que son espacio público e infraestructura he podido visibilizar un problema muy grave en la movilidad y es la cultura ciudadana a la hora de manejar que en ocasiones es la culpable de muchos de los embotellamientos que se presentan en la 9. Por el lado del barrio Caicedo (calle 51), el problema es evidente, ya que esta calle junto a la calle 45 son las rutas de entrada a la comuna y en horas pico colapsan debido a su estreches en algunos tramos y a la gran cantidad de vehículos que por allí transitan”, expresa Numan Herrera.


Calles estrechas y parqueo indebido


Según Herrera varios son los puntos críticos en la movilidad en la 9, pero hay algunos donde las condiciones se configuran para complicar el panorama de manera alarmante, uno de ellos es por la calle 49A, franja uno, a la altura de la Institución Educativa Tulio Botero Salazar, en Barrios de Jesús, donde a las horas de salida de los estudiantes se vuelve caótica la situación debido al parqueo de vehículos a lado y lado de la calle, lo que pone en riesgo el transitar de peatones que en su mayoría son estudiantes y padres de familia que vienen a recoger a sus hijos.


“Aquí la problemática es muy riesgosa porque si bien las aceras están a disposición, permanecen ocupadas por venteros o los mismos vehículos entonces estos jóvenes se tienen que desplazar hacia la calle donde quedan expuestos a muchos peligros del tráfico a esa hora”.


Otro punto crítico está ubicado en el barrio Medellín Sin Tugurios, a la altura del nuevo Buen Comienzo, y a lo largo de toda esta calle 38B y la carrera 26C, ya que si bien es la vía principal de entrada al barrio y puerta de bienvenida de muchos de los turistas que visitan el sector, su estreches es evidente y el riesgo al transitar en ella también lo es.


“Aquí la problemática es de cultura ciudadana, la gente se acostumbró a parquear sus vehículos a los dos lados de la vía lo que deja un margen muy estrecho de circulación. Muchas veces se presentan altercados por parte de los conductores, ya que no queda claro en qué sentido deben transitar, esto sumado a que muchos motociclistas se desplazan sin casco ni chaleco, los conductores aceleran de manera desproporcionada en estas estrechas carreteras y los buses de servicio público quedan sin espacio para moverse por este sector, es muy caótico a varias horas del día y ya han pasado varios accidentes”, comenta Jesús María Escobar, edil de la Comuna 9.


Por favor, respeta las normas de transito


En las calles 49 y 49B, cerca al Centro Comercial La Central, el panorama tampoco es muy alentador, pues sin reductores de velocidad algunos conductores aceleran de forma vertiginosa por esta arteria de Buenos Aires, aunque esta señalizada y tiene algunos semáforos hay tramos de esta donde no se respetan dichas normas y constantemente se pone en riesgo la vida de transeúntes y conductores.


Es de vital importancia tener en cuenta que manejar en estado de embriaguez, bajo consumo de alucinógenos, no utilizar caso, chaleco o cinturón de seguridad, exceder la velocidad permitida y no respetar las normas y señales de tránsito convierte a cada vehículo en un potencial instrumento fatal. Por eso la invitación desde la Junta Administradora Local (JAL) y el Sistema de Comunicaciones de la Comuna 9 es a respetar las normas de tránsito y la vida de los demás, por una sana convivencia y un debido desplazamiento por nuestro amado territorio.


221 visualizaciones